En un esfuerzo por garantizar la seguridad vial y reducir los accidentes, las autoridades de tránsito de Palmira han implementado una medida clave: la instalación de radares de velocidad en puntos estratégicos del municipio. Estos dispositivos, junto con pantallas informativas, buscan persuadir a los conductores a reducir la velocidad y, así, evitar posibles accidentes mortales.

Dónde están ubicados los radares:
Las pantallas informativas y radares de velocidad han sido instalados en áreas de alta afluencia vehicular. Entre las ubicaciones clave se encuentran la calle 42, a la altura de Unicentro, y la carrera 35 con calle 31, que conduce hacia el centro de la ciudad. Estas áreas fueron seleccionadas debido a que los conductores tienden a exceder los límites de velocidad, contribuyendo al aumento de la accidentalidad.

Hacia una ciudad inteligente en movilidad:
Daniel Parra Valdés, secretario de Tránsito y Transporte del municipio, enfatizó la visión de convertir a Palmira en una «ciudad inteligente desde la movilidad». La instalación de las pantallas de mensajería variable es un paso clave para informar a los usuarios de la vía y alertarlos sobre posibles eventos, contribuyendo así a una comunicación oportuna y eficaz.

Control desde la Central de Tránsito:
Las pantallas son operadas y controladas desde la Central de Tránsito de Palmira. Esto permite la programación de mensajes y la emisión de alertas según las circunstancias del momento. Los conductores pueden ver su velocidad actual y verificar si cumplen con los límites permitidos mediante una pantalla de gran tamaño.

Educación para prevenir excesos de velocidad:
El objetivo principal de esta iniciativa es persuadir a los usuarios de la vía a mantener velocidades seguras. La instalación de estos radares busca educar a los conductores y prevenir el exceso de velocidad, una de las principales causas de accidentes y fatalidades en las carreteras de Palmira.

Con la implementación de estos radares de velocidad, Palmira da un paso firme hacia la seguridad vial y la reducción de accidentes. Con la educación como enfoque principal, los conductores son invitados a respetar los límites de velocidad y contribuir a la construcción de una ciudad más segura y consciente en movilidad. Evite multas, conozca la ubicación de los radares y haga su parte por la seguridad en las carreteras de Palmira.